Terrores televisivos 2

draculanew

A menos que hayáis estado viviendo debajo de una piedra durante la última semana, seguro habéis escuchado hablar de esta nueva versión de Drácula producida por la BBC y lanzada en gran parte del mundo por Netflix. En esta ocasión se trata de una miniserie de tres episodios, cada uno de aproximadamente 90 minutos de duración y concebidos en parte como películas con cierta independencia que recrean algunos de los pasajes más importantes de la obra de Bram Stoker. Lo hacen además tomándose grandes licencias creativas y hasta cierto reinventando el mito de Drácula para los tiempos modernos a la vez que se subraya la importancia que este ha tenido a lo largo de más de un siglo. La serie está creada y producida por Mark Gatiss y Steven Moffat, quienes ya han dejado su huella en clásicos como Jekyll, Sherlock o algunas temporadas de Doctor Who, y ha sido de hecho su participación lo que ha causado más polémica ya que las amplias libertades que se han tomado con la obra de Stoker han escandalizado a gran parte del público, no sólo por sus decisiones en cuanto a ciertas subtramas y personajes sino sobre todo por la ambientación elegida durante su tercer y último capítulo, que parece haber dividido al público. Hay también, sin embargo, una genuina reverencia a la tradición fílmica del conde que en cierta forma combina los trabajos anteriores de Universal, la Hammer y hasta Coppola en una adaptación muy singular que quizás no sea para todo el mundo, pero que en mi caso me parece que vale la pena. Y es que no podemos olvidar que Drácula es un personaje que ha trascendido a la novela de la que parte y al autor que lo creó: Drácula es ahora un mito del que existen numerosas encarnaciones, pero que siempre resulta familiar aunque en un primer vistazo no lo parezca. Me ha sentado muy bien y ha generado un intenso debate, por lo que me gustaría leer vuestra opinión sobre ella.

the-purge-season-2-episode-8-scaled

Entrando en ambientes más sencillos, estas navidades pude ver la segunda temporada de la serie de The Purge, de la cual ya hablamos hace tiempo y que he recomendado en más de una ocasión, sobre todo a aquellos que sean seguidores de la saga de películas. Esta segunda entrega de la serie no sólo mantiene los estándares de calidad sino que incluso en cierta medida supera a la primera temporada al incluir cosas nuevas que hasta el momento no se habían explorado en ninguna de las películas: al igual que la temporada anterior se trata de una historia independiente que se cierra a lo largo de sus diez episodios y que va entrelazando varias historias, pero la diferencia es que esta vez la mayor parte de la trama tiene lugar no en la noche de la Purga sino en el año que transcurre entre una y otra, lo que nos permite ver más detalles acerca de ese mundo distópico en el que las películas se desarrollan y da pie a situaciones dramáticas que personalmente siempre me había preguntado y que finalmente estoy viendo en pantalla. No es tan frenética como la temporada anterior, pero probablemente sea más interesante y sobre todo da pie a numerosos ángulos que se pueden explotar a futuro. Por supuesto tiene un fuerte contenido político y una mirada muy poco halagadora a su contexto americano, pero lo hace muy bien: una de las historias, que va acerca de un hombre que intenta averiguar quién ordenó su muerte durante la Purga y por qué, es tan bueno que podría perfectamente haber sido una película en sí mismo. Valga esta ocasión para recomendarla una vez más.

Terrores televisivos

The-Haunting-of-Hill-House_top

La primera de dos series que quería mencionar el día de hoy es una que no os pillará por sorpresa puesto que ha estado en boca de todos y se ha ganado un número increíble de elogios incluso entre gente que no suele acercarse al género de terror: La maldición de Hill House, una serie limitada de diez episodios de Mike Flanagan para Netflix que se ha convertido en el exitazo de la temporada. Lo único que os puedo decir es que el hype está más que justificado ya que no sólo es una gran obra sino que es fácilmente el mejor trabajo que se ha hecho jamás inspirado en la novela homónima de Shirley Jackson, que ya lleva en su haber dos adaptaciones cinematográficas que hemos mencionado aquí. Esto último tiene mérito ya que el argumento es completamente distinto, y Flanagan ha sabido crear a lo largo de los diez capítulos que la conforman no sólo un muy buen relato de terror sobrenatural sino también (y por encima de todo) un drama de personajes con unas actuaciones soberbias y un discurso sobre la muerte, el duelo y el dolor que se quedan contigo incluso después de que terminas de verla. En este sentido, los elogios que recibió la serie por parte del escritor Stephen King no son casualidad ya que este es un trabajo que está muy en sintonía con la visión del horror que tiene el autor de Maine, quien varias veces ha mencionado a Shirley Jackson como una de sus influencias. El mismo Flanagan ya ha adaptado anteriormente a King y prepara en estos momentos una película de Doctor Sleep que, visto lo visto, no puedo esperar a ver. En cuanto a la serie, esta toca un pico en sus episodios cinco y seis y luego va decayendo un poco hacia el final pero nunca deja de tener un nivel muy superior a lo que normalmente solemos ver en el terror televisivo. Si sois de los pocos que no habéis caído aún, hacedlo, porque vale la pena.

The-Purge

Una un tanto menos ambiciosa a nivel artístico pero definitivamente muy entretenida ha sido la serie de The Purge, creada por el mismo director de las películas, James de Monaco, para la cadena USA Network. Creo que en esta ocasión mi opinión sobre la serie se puede resumir en que si habéis disfrutado de las películas de la saga, entonces tenéis que ver esto ya que gracias a su formato y a las libertades que le permite su duración, la serie consigue aprovechar su premisa a un nivel que ninguna de las entregas cinematográficas consiguió jamás. Al principio pensé que sería simplemente una reconstrucción de la primera entrega en formato largo pero estaba muy equivocado: a lo largo de diez episodios asistimos a tres historias independientes ambientadas en la Purga que se van contando de forma intercalada y que exploran nuevas vertientes de esta terrible noche, desde la forma en cómo afecta a diferentes estratos sociales hasta las numerosas tradiciones y leyendas que se han formado en una América entregada al culto por la violencia. Hay que destacar en este caso una curiosa estructura en la cual estas tres historias que os he mencionado se cierran en los primeros ocho episodios, mientras que los últimos dos sirven para la introducción de un cuarto argumento que aglutina a los tres anteriores y recalca aún más si cabe todos y cada uno de los elementos que han hecho famosa a la saga, especialmente su muy marcado contenido político, el cual está como siempre totalmente evidenciado. En definitiva me ha gustado mucho y pienso que comete el acierto de rescatar las cosas buenas de la saga cinematográfica y limar sus aspectos menos entretenidos. Muy recomendable.