Brevísimo r´ánking de horror del 2021

Terminamos el año con nuestra más antigua tradición. De sobra sabes si llevas leyendo esto un tiempo que aquí amamos las listas, y por este motivo ha llegado la hora de hablar del podio con lo más destacable (para mí, al menos) de este 2021 en cuanto a cine de terror. De sobra está decir que estos tres títulos representan una opinión muy personal con la que algunos pueden no estar de acuerdo. Asimismo, el criterio que he elegido es el de incluir únicamente películas que hayan sido estrenadas (comercialmente o en festivales) durante el año 2021, por lo que es probable que algunas que haya visto este año no hayan podido ser incluidas. En ese sentido, este año ha sido particularmente dif´ícil porque si bien es cierto que he visto más películas que nunca, muchas de ellas fueron estrenos tardíos del 2020 que solo este año pudieron llegar hasta mí. En todo caso, vamos con ello:

POSICIÓN No. 3

Titane, la última película de la francesa Julia Ducornau (la misma directora de Crudo) ha sido uno de los trabajos más comentados del año, y aunque muy previsiblemente surgieron las discusiones acerca de si realmente es una historia de terror, lo cierto es que me pareció lo suficientemente grotesca y violenta como para incluirla aquí. A pesar de que me parece que en algunos momentos peca de excesiva, es una obra muy poco convencional que de alguna forma consiguió ganarse al público porque incluso salió muy bien parada en la encuesta que hacemos al final del año.

POSICIÓN No. 2

La segunda posición del podido es para No One Gets Out Alive, una producción de terror apadrinada por Netflix y con muchas reminiscencias a la también muy recomendable The Ritual, cosa nada rara porque ambas películas están basadas en libros del mismo autor. Esta que mencionamos aquí es una muy buena historia que, si bien habla de temas como la pobreza, las penurias del inmigrante y el sacrificio que muchas veces se hace en aras de una oportunidad, es ante todo una historia de horrores y fantasmas con un muy buen tramo final. No se la vayan a perder.

POSICIÓN No. 1

Esto estaba más que cantado porque no hice sino hablar de ella en los últimos días a raíz de su estreno comercial. Para mí, Silent Night es no solo la película del año sino también una de las mejores historias de horror navideño que he visto en much tiempo. Comedia negra muy apropiada para los tiempos que vivimos, es también una de las mejores maneras de cerrar el 2021 por razones que entenderéis si podéis verla. No digo más porque esta es una de esas de las cuales mientras menos se sepa mejor, aunque ahora que se ha estrenado creo que la campaña publicitaria y el boca a boca han revelado gran parte de sus sorpresas. De todas formas no quiero ser yo quien os arruine la experiencia.

MENCIÓN ESPECIAL

Esto, sin embargo, sí que fue una sorpresa para mí. No me lo esperaba, pero en nuestra encuesta anual con lo mejor del año, los lectores de Horas de oscuridad se volcaron en masa para destacar a la última película de Edgar Wright, Last Night in Soho, como su favorita del 2021. La cinta obtuvo en nuestra encuesta casi el 52% de los votos, la mayor diferencia jamás lograda en todos los años que llevamos haciendo este blog. Ninguna otra opción se le acercó siquiera.

Y esto ha sido todo por este año. Como siempre, nos tomaremos unos días de descanso antes de volver a la carga. Nunca pensé que duraría tanto tiempo, pero por lo visto no estoy dispuesto a soltar este espacio por ahora. Hasta muy pronto.

Aquí para el ránking del 2020
Aquí para el ránking del 2019
Aquí para el ránking del 2018
Aquí para el ránking del 2017
Aquí para el ránking del 2016
Aquí para el ránking del 2015
Aquí para el ránking del 2014
Aquí para el ránking del 2013
Aquí para el ránking del 2012
Aquí para el ránking del 2011
Aquí para el ránking del 2010
Aquí para el ránking del 2009
Aquí para el ránking del 2008
Aquí para el ránking del 2007
Aquí para el ránking del 2006
Aquí para el ránking del 2005

Anuncio publicitario

Las que no vi el 2021 (2 de 2)

Hace un par de días os había hablado de cinco películas de terror estrenadas en el 2021 y que no pude ver por uno u otro motivo a pesar de lo mucho que me interesaban. En esta ocasión traigo otras cinco que sufrieron el mismo fin, solo que ebn esta ocasión fueron películas que generaron un alto nivel de discusión y que a pesar de todos los comentarios recibidos nunca llegué a ver. De la misma manera espero poder poner fin a esa carencia en los primeros meses del 2022.

Old

El motivo por el cual quería ver esta es muy sencillo: Old es la nueva película de M. Night Shyamalan, y si eso no es suficiente para querer verla, entonces su premisa estilo Twilight Zone debería bastar. La cinta recibió bastantes palos cuando se estrenó (Shyamalan por lo visto es de esos directores que va alternando su beneplácito con el público con vapuleos ocasionales) y fue un fracaso de taquilla. Aún así es poco probable que me la pierda cuando salga en streaming, y si lo hice esta vez fue por el habitual ninguneo que suelen tener estos trabajos en la ciudad donde vivo, ya que el estreno fue muy limitado y la película desapareció de cartelera en menos de dos semanas.

Fear Street

Aquí reconozco que estoy haciendo trampa porque no se trata de una película sino de una trilogía de cintas episódicas con un target hasta cierto punto juvenil que sonó mucho cuando se estrenó en Netflix durante el verano de este año. No la vi porque la estuve postponiendo constantemente en espera de una oportunidad de verlas en tres días consecutivos, oportunidad que nunca llegó así que tendré que hacerme con el hueco a como de lugar.

In the Earth

Quería verla por ser la nueva película de Ben Wheatley. Nunca se llegó a estrenar en cines aquí.

Lamb

Una de las películas más comentadas del año, el nuevo estreno estrella de A24, una que saldrá seguramente en las listas de lo mejor del 2021 y una que estuve a punto de ver en un festival este otoño hasta que un fallo técnico dejó la proyecci´ón sin subtítulos. El islandés no es un idioma que maneje así que no me quedó más remedio que dejarla para después.

The Medium

Hasta donde sé, un found footage tailandés que ha generado opiniones encontradas, pero que no pude ver porque no se estrenó en ningún cine ni en ningún festival de mi ciudad. La acaban de poner en Shudder, eso sí, por lo que esta probablemente sea la primera que caiga.

Las que no vi el 2021 (1 de 2)

La de hoy es una entrada que no hago todos los años pero que siempre intento hacer, y es la de mencionar algunas películas de terror importantes o populares que no pude ver este 2021 por algún motivo u otro. En este primer listado he decidido incluir aquellas continuaciones, secuelas, reboots o derivados que me perdí pero a los que sin duda pienso echar un ojo en el 2022 apenas sea posible.

Resident Evil: Welcome to Racoon City

Esta tenía muchas ganas de verla aunque debo decir que con cautela. Los que llevan tiempo leyendo este blog saben que soy un gran defensor de la primera adaptación al cine del juego de Capcom, estrenada en el 2002. Esta desde el principio se vendía como algo mucho más fiel al material original, y allí radicaba su principal diferencia. No sé si lo logra y la verdad no es algo que me preocupe mucho, pero sí sé que el trailer que vi no me impresionó demasiado ya que parecía otra cinta de zombis más convencional incluso que la película anterior, y con unos efectos que (al menos en el avance) no se veían lo que se dice muy impresionantes. No la vi porque en la ciudad donde vivo no se estrenó ninguna copia en versión original.

Spiral: From the Book of Saw

Esta no-secuela de Saw (2004) protagonizada por Chris Rock es un proyecto que me pareció rarísimo desde que escuché hablar de él por primera vez, y solo por eso ya me llamó la atención. Las reseñas que he leído comentan que al final no se distancia tanto de sus antecesoras como parecía, pero aún así quiero darle una oportunidad. en mi ciudad tuvo un estreno muy limitado en apenas un par de salas y desapareció muy rápido casi sin que me diera cuenta. Es una lástima porque es la primera entrega de la saga en mucho tiempo que no veo en el cine.

Paranormal Activity: Next of Kin

La nueva entrega de Paranormal Activity (2007) es, por lo visto, un soft reboot que guarda cierta continuidad con la saga original pero que aborda su propia historia sin abandoinar su formato de metraje hallado. Después de los niveles tan bajos de calidad a los que llegaron sus antecesoras, siento mucha curiosidad por ver qué pueden sacar de este material. La película fue por lo visto vapuleada por la crítica, y aquí nunca se estrenó, al menos que yo sepa. Tengo entendido que su destino final era el servicio de Paramount Plus, el cual aquí no existe.

Don’t Breathe 2

No pensaba que fueran a sacar una segunda parte de Don’t Breathe (2016), y me alegra haberme equivocado aunque los comentarios que escuché sobre esta no fueron tan entusiastas. El único cine donde se estren´ó en mi ciudad era un Multiplex en un centro comercial a donde no pensaba ir ni loco en tiempos de pandemia.

The Forever Purge

A esta le tengo muchas ganas porque la saga de The Purge es una que me ha conquistado con el tiempo, y aprovecho una vez más para recomendar la serie que hicieron de ella que, en mi opinión, supera ampliamente a sus entregas cinematográficas. Me da un poco de pena que, al parecer, no siga con la progresión temporal de las anteriores pero está claro que la veré lo antes posible. Creo que incluso tengo tiempo de hacerlo en un cine, porque hasta donde sé no se ha estrenado aún en salas aquí donde vivo.

Brevísimo ránking de horror del 2020

Vaya año que hemos tenido. Por los motivos que todos conocemos, la cantidad de estrenos que hemos podido catar en salas de cine ha sido más reducida de lo habitual, y sin embargo en Horas de oscuridad sí que hemos podido reunir una muestra significativa de lo que consideremos lo más destacado en cuanto a cine de terror estrenado comercialmente durante el 2020, ya sea en salas o directamente en alguno de los servicios de streaming que se convertirán en el futuro lo queramos o no. Hace unos días hicimos una breve encuesta para saber cuáles habían sido las favoritas de nuestros lectores, pero como siempre, aquí va lo que nosotros consideramos el podio a destacar (al menos de lo que hemos visto)

Posición No. 3

La tercera posición de nuestro podio personal va para la británica His House, estrenada (al menos por estos lados) directamente en Netflix y una que llegó además por sorpresa convirtiéndose en un éxito casi inmediatamente desde su estreno. En realidad tuvimos una gran suerte de poder verla como lo hicimos ya que esta pequeña joya es también un prometedor debut para el director Remi Weekes, y su película un gran ejemplo de cómo tocar una premisa dramática de por sí como es la llegada a Reino Unido de una pareja de refugiados huyendo de la guerra y de sí mismos aderezándola con una historia de fantasmas realmente pavorosa. Como esta todavía está disponible, búsquenla.

Posición No. 2

Y hablando de joyas, el último trabajo de Joe Begos, Bliss, fue una de las primeras películas de terror que vi este año, y también una en la que no he dejado de pensar desde el día de su estreno. Si bien su premisa de vampirismo combinada con el trabajo de una artista atormentada es algo que se ha hecho muchas veces, el acabado artístico de la cinta la hace algo especial y el ambiente generado con su fotografía y música la hacen toda una experiencia, además de contar con el excelente trabajo de su actriz principal, Dora Madison, que espero salga de ahora en adelante en cuanta película de terror pueda.

Posición No. 1

Y por supuesto, como probablemente hayan adivinado aquellos que me han leído nombrarla todas estas veces desde que la vi, Color Out of Space es la película de terror más destacable que vi este 2020, el regreso del director Richard Stanley y una de las mejores adaptaciones de la obra de Lovecraft que jamás se han hecho, traída además por una productora, Spectrevision, que poco a poco está dando de qué hablar y nos ha traído más de una buena entrada este año. Si la situación actual no ha dado al traste con sus planes, Stanley se encuentra trabajando en este momento en dos nuevas adaptaciones del autor de Providence, y esta que corona nuestro podio de hoy ha puesto sin duda el listón muy alto.

MENCIÓN ESPECIAL

Esto sí es verdad que no lo vi venir. La película más votada por los lectores de Horas de oscuridad fue también Color Out of Space, con un 18% de los votos. La contienda estuvo reñida, ya que el segundo lugar fue un empate entre His House y The Invisible Man (11% de los votos) mientras que el tercer lugar fue para The Lodge (8%). Curiosamente, este fue un año en el que a diferencia de los demás la gente introdujo opciones que originalmente no estaban incluidas entre las que propuse, revelando así estrenos importantes que no llegué a ver como The Dark and the Wicked o Host, las cuales pienso buscar apenas sea posible.

Y con esto hemos llegado al final por este año. Como viene siendo costumbre, pienso tomarme unos días de reposo antes de entrar de lleno en el 2021 y camino a la reseña #900, que ya está al caer. Entretanto, si os entre curiosidad, abajo os dejo los enlaces al podio que hemos realizado cada año de los que hemos estado abiertos.

Un gran saludo.

Aquí para el ránking del 2019
Aquí para el ránking del 2018
Aquí para el ránking del 2017
Aquí para el ránking del 2016
Aquí para el ránking del 2015
Aquí para el ránking del 2014
Aquí para el ránking del 2013
Aquí para el ránking del 2012
Aquí para el ránking del 2011
Aquí para el ránking del 2010
Aquí para el ránking del 2009
Aquí para el ránking del 2008
Aquí para el ránking del 2007
Aquí para el ránking del 2006
Aquí para el ránking del 2005

Una incompleta y subjetiva lista de los años diez

Bestofthebest

La imagen que acompaña estas líneas es una versión hiper-resumida de lo que han sido mis películas de terror favoritas de esta década que está por terminar. Digo hiper-resumida porque lo cierto es que son más, diez nunca serán suficientes, pero para cumplir con el propósito de ofreceros un número mágico he decidido elegir esta pequeña muestra basándome no sólo en mis gustos y prejuicios personales sino también en lo que considero ha terminado por influir en mayor medida en el cine mainstream de terror. En estos diez títulos se concentran de esta forma varias de las más importantes tendencias que terminarían por poblar este género una y otra vez entre 2010 y 2019, desde las cintas de antología, el horror «meta», aquello que se llamó (de forma que considero ridícula) «horror elevado» y, por supuesto, el llamado Universo The Conjuring, que terminó siendo la franquicia de terror comercial por excelencia de estos últimos diez años.

Supongo que si hiciese un esfuerzo titánico la podría reducir aún más entregándome de forma aún más entusiasta a mis preferencias personales; podría decir que mi película de terror favorita de esta década fue It Follows (2014), que las más «influyentes» en ambos extremos del espectro crítico fueron The Conjuring (2013) y La bruja (2015), la primera por dar el pistoletazo de salida al universo James Wan y la otra por darle a la crítica sesuda películas de qué hablar cuando hablan de «terror serio» (sic). Podría hacer esas cosas, pero en lugar de eso voy a ampliar la selección aún más y ofreceros este compendio de mis 100 películas de terror favoritas de esta década, para que tengan algo que revisar en los próximos días. Dos de ellas no las he reseñado aún aquí, pero pienso hacerlo lo antes posible.

Y ahora sí, me despido de vosotros por este año y espero volver por aquí dentro de unos días. Honestamente, no pensaba que este blog duraría tanto tiempo como ha durado puesto que nunca lo he visto como algo serio ni a lo que quisiera dedicarme, pero me ha acompañado en momentos en los que lo necesitaba y honestamente no sé cómo parar.

Una vez más, gracias.

Brevísimo ránking de horror del 2019

El 2019 fue un año un tanto menos movido en cuanto a estrenos se refiere, al menos de los que pude ver. A lo largo de los últimos doce meses conseguí ver 24 películas de terror con fecha de estreno 2019, menos que otros años pero suficientes para hacer un podio con las tres más destacadas. Este año, además, cerramos la década de los 10, por lo que podéis esperar de mi parte una pequeña lista con lo más resaltado de los últimos diez años, pero por hoy vamos a hablar de las tres que más disfruté en este nuestro género favorito.

us3

Posición No. 3

La tercera posición de este podio personal es para Us, la nueva película de Jordan Peele y uno de los primeros estrenos importantes que vimos este año. El director de la también estupenda Get Out trajo con este segundo largometraje un trabajo muy distinto, más alegórico y menos realista pero también mucho más universal y con escenas realmente pavorosas pese a que su argumento haya dividido a un público que no quedó tan impresionado como con su primer trabajo. De hecho, ha sido después de verla de nuevo cuando he terminado por apreciarla aún más. Y tal como decía en aquella ocasión, espero que Lupita Nyong’o se lleve todos los premios del mundo por esta película ya que su actuación lo merece.

doctorsleep

Posición No. 2

En el segundo lugar está Doctor Sueño, la adaptación que hizo Mike Flanagan de la novela homónima de Stephen King, superando en mi opinión al propio libro y ofreciéndonos una de las mejores cintas de Flanagan, lo cual no es poca cosa teniendo en cuenta el titánico esfuerzo que significó no sólo crear con éxito una secuela de El resplandor sino también reconciliar las visiones de Kubrick y King en un trabajo que homenajea a ambos de forma sincera y  efectiva. El ritmo y el desarrollo de sus personajes, trasfondo y situaciones daba incluso para una serie (cosa que quedará aún más evidenciada en ese director’s cut de tres horas que se prepara por ahí), pero vale muchísimo la pena. Lo que más se ha comentado de ella hasta ahora ha sido su magnífica recreación de escenas clave de la película de Kubrick, pero esto es sólo un agregado; esta es una cinta de Flanagan por encima de todo.

midsommar

Posición No. 1

Si es que estaba más que cantado; creo que no hay película de terror de la que se haya hablado más este año (incluso antes de su estreno) que de Midsommar, la esperadísima segunda película de Ari Aster, quien también se agenció el año pasado el puesto de honor en nuestro podio personal con su mucho más visceral Hereditary. En esta ocasión nos trae una cinta de horror folk con todos los elementos que últimamente me están conquistando: es una cinta lenta, larga (más de dos horas y media de duración) y al estar ambientada en pleno verano en el norte de Suecia, casi todas sus escenas transcurren a plena luz del día. Es también un trabajo magnífico que te deja por los suelos y una película sobre la soledad, la empatía y el sentimiento de comunidad que va mucho más allá de sus evidentes influencias en lo que a cultos paganos se refiere. Muy buena y por supuesto recomendadísima una vez más.

802. Midsommar (2019)

MENCIÓN ESPECIAL

Tan recomendada, de hecho, que terminó siendo la más votada en nuestra encuesta anual de lo mejor del año. Un 21% de los lectores que participaron la incluyeron en su podio personal, uno que curiosamente coincidió con el mío aunque no en el mismo orden, ya que el muy reñido segundo lugar fue a parar a Us (17.25%) y el tercero a Doctor Sueño (13.50%). Curiosamente, este ha sido uno de esos años en que ninguna de las opciones que he dado a votar fue ignorada; todas tuvieron al menos un voto.

Eso ha sido todo en cuanto al podio. En los próximos días dejaré por aquí mi selección con lo mejor de esta década que está por terminar.

Aquí para el ránking del 2018
Aquí para el ránking del 2017
Aquí para el ránking del 2016
Aquí para el ránking del 2015
Aquí para el ránking del 2014
Aquí para el ránking del 2013
Aquí para el ránking del 2012
Aquí para el ránking del 2011
Aquí para el ránking del 2010
Aquí para el ránking del 2009
Aquí para el ránking del 2008
Aquí para el ránking del 2007
Aquí para el ránking del 2006
Aquí para el ránking del 2005

Brevísimo ránking de horror del 2018

Este año que llega a su fin vio la muy postergada mudanza de Horas de oscuridad, y aunque no vi tantas películas como otros años, al menos si fueron suficientes como para armar una encuesta con lo mejor del año y ofrecer el ya tradicional podio con lo que más disfruté durante el 2018. Lo interesante de esto es que ha sido este año cuando más se ha sentido la influencia de las nuevas maneras de consumir ficción; ante la escasa oferta interesante que suele dar el cine de terror mainstream, han tenido que ser plataformas de streaming como Netflix o Amazon las que nos trajeran algunos de los más destacables ejemplos de terror que normalmente o bien no se habrían rodado o no habrían conseguido distribución alguna. Esta es una tendencia que imagino tenderá a más en el futuro, pero por ahora hablemos de las tres películas que más me llamaron la atención y que se merecen un lugar destacado este año.

suspiria

Posición No. 3

En las antípodas del colorista cuento de hadas de la película original, la nueva versión de Suspiria, del también italiano Luca Guadagnino, ha sido una que me ha dejado torcido, y probablemente el estreno que con más ansia había esperado este año. A pesar de haber despertado opiniones encontradas tanto con el público como con la crítica, para mí ha sido la reivindicación de un cine de terror con al menos un grado de aspiración artística muy a pesar de ser «lento» y «aburrido». Y aunque la estética (aquello más destacable de la película de Argento) sea diametralmente opuesta a la original, su ambientación me ha fascinado tanto como su argumento de brujería oculta en medio de una ciudad en ruinas. Y para magia, además, la presencia de Dakota Johnson en el papel principal. Un revisionado por mi parte es cosa segura.

may_the_devil_take_you_08_4web__large

Posición No. 2

Un trabajo diametralmente opuesto en cuanto a estilo pero también entre lo mejor del año para mí ha sido May The Devil Take You, el buque insignia del cine de terror indonesio, el cual parece estar teniendo en la actualidad una especie de renacer comercial en Occidente. Aún así, creo que no me equivoco si digo que el principal motivo por el cual muchos hemos podido verla ha tenido que ver con que Netflix se haya encargado de su distribución en gran parte el mundo. Es una suerte que haya sido así porque esta especie de homenaje asiático a The Evil Dead (1981) es una de las más intesas y viscerales películas de horror que hemos tenido oportunidad de ver recientemente, y mucho me temo que no muchos la habrán visto todavía ya que misteriosamente no tuvo lo que se dice gran presencia en nuestra encuesta anual. Vedla porque vale la pena.

heredit

Posición No. 1

No faltará quien diga que se veía venir. Hereditary ha sido la película de terror del año, y aunque todavía está por verse si la recordaremos de aquí a un tiempo, lo cierto es que la cinta debut de Ari Aster ha sido sin duda alguna lo más destacado de un año que ha estado particularmente nutrido en cuanto a calidad. A pesar de que sigo pensando que gran parte de la crítica le dio un análisis más intelectual de lo que realmente merecía (algo apreciable incluso en el hecho de que muchos dijeron que ni siquiera era de terror), eso no le quita nada de su efectividad ni resta a lo que sin duda alguna fueron sus puntos fuertes: un magnífico elenco, una atmósfera original y opresiva, y un desarrollo lo bastante interesante como para hacer que conceptos ya muy conocidos como los de su argumento parecieran frescos y novedosos. Una excelente película que merece ser re-visitada lo antes posible.

731. Hereditary (2018)

Mención especial

Y por supuesto, este es otro de esos años en los que los mis gustos y los de los lectores coinciden, puesto que Hereditary también fue la más votada por los lectores de Horas de oscuridad, con casi un 27% de los votos, muy por encima del segundo puesto obtenido por Un lugar tranquilo (15%) y el triple empate a bronce de Ghostland, The Ritual y Mandy (10%).

Cam-

Mención especial (2)

Y ya para terminar, quiero hacer una excepción este año y dar una mención especial a una película que, si bien no entró en mi pódio personal, sí que considero una pieza interesantísima y muy recomendable. Hablo por supuesto de Cam, una producción de Blumhouse para Netflix que se aleja del estilo mercenario de la productora y nos trae la que probablemente sea la pieza más interesante del año en cuanto al tratamiento tanto de sus personajes femeninos como de la industria del sexo, que es retratada aquí completamente sin amarillismos, condecendencias ni estúpidos moralismos de ningún tipo. Encima lo hace con una historia inquietante y una premisa y final muy buenos que no dejan todo masticadito al espectador. Recomendadísima si no la habéis visto aún.

Bueno, eso ha sido todo. 2018 ha significado un gran reto para mí a la hora de actualizar el blog con regularidad, pero esperemos que el año que viene pueda retomarse como es debido. Me tomaré una pausa de unos días, como siempre, pero estaremos de vuelta muy pronto para darlo todo. Si es por recomendaciones, eso sí, aquí os dejo los enlaces del ránking de años anteriores.

Feliz comienzo de año. Y gracias, de verdad.

Aquí para el ránking del 2017
Aquí para el ránking del 2016
Aquí para el ránking del 2015
Aquí para el ránking del 2014
Aquí para el ránking del 2013
Aquí para el ránking del 2012
Aquí para el ránking del 2011
Aquí para el ránking del 2010
Aquí para el ránking del 2009
Aquí para el ránking del 2008
Aquí para el ránking del 2007
Aquí para el ránking del 2006
Aquí para el ránking del 2005

 

Lo que nos faltó este año (2 de 2)

 

Hace un par de días os hablé acerca de cuatro películas que había visto en el 2018 pero que no tuve tiempo de reseñar. Hoy en cambio deseo daros mi pre-impresiones sobre cuatro cintas que quería ver pero no pude hacerlo por uno u otro motivo, ya sea porque no se estrenaron en mi ciudad (al menos no en V.O.) o bien porque lo hicieron tan tarde que la Navidad se impuso por encima de todo. Así que aquí van, sin orden aparente:

overlord

Overlord: esta es una que me dio mucha pena no poder ver ya que de las cuatro es la que sin duda tenía la mejor pinta, y es una que además ha cosechado comentarios bastante positivos. La mezcla de cine de infectados con la Segunda Guerra Mundial de trasfondo viene a suplir dos de las principales apetencias del cine comercial americano como son los zombis y los nazis, pero es que además todos coinciden en que se trata de una película muy entretenida que sabe llevar a buen término una premisa que difícilmente se podía tomar muy en serio. Habrá que esperar a que salga en formato doméstico para comprobarlo por mí mismo.hy03unfriended2

Unfriended 2: Dark Web: aunque parezca mentira, la primera Unfriended (2014) fue una película que me gustó mucho, y me entusiasmé cuando vi que los primeros comentarios acerca de esta secuela (cuando se presentó en festivales) fueron muy positivos. Luego ese entusiasmo decayó un poco con un trailer que dicha sea la verdad pintaba muy mal, pero aún así quiero darle el beneficio de la duda y verla por mí mismo. De entrada, sin embargo, hay una cosa que me hace dudar, y es que a pesar de que esta segunda parte parece haber abandonado el ángulo sobrenatural de su antecesora, también abandona su «realismo» a la hora de retratar cómo funciona tanto la comunicación masiva por Internet como la misma Dark Web. Así que no sé.

predator

The Predator: personalmente no necesitaba una nueva entrega de Predator (1987), pero el regreso de Shane Black es algo a lo que siempre daré la bienvenida. Eso sí, debo confesar que el trailer de esta continuación siempre me pareció fatal, y el elenco centrado en un niño es algo que dispara todo tipo de alarmas en mi cabeza. Aún así quiero darle una oportunidad, pese a todos los palos críticos que se llevó y pese a que no conozco a nadie hasta ahora a quien le haya parecido buena.

223486-anna1

Anna and the Apocalypse: destinada inicialmente a cubrir nuestra cuota de cine de terror navideño, esta especie de musical/apocalipsis zombie ambientado en las fiestas decembrinas tiene una pinta muy buena y lamento mucho que no se haya estrenado por aquí. Despertó comentarios muy entusiastas allí donde sí tuvieron oportunidad de verla, así que espero poder incluirla en nuestro especial de Navidad del año que viene.

Lo que nos faltó este año (1 de 2)

Aparte de la tradicional encuesta y el podio con lo mejor del año, en este blog tengo por costumbre dejar caer una pequeña lista con aquellas reseñas que se me quedaron en el tintero, aquellas películas que por algún u otro motivo no tuve oportunidad de reseñar en Horas de oscuridad. Como ya se nos ha acabado el tiempo, quiero aprovechar este día para daros una dosis mínima de ocho cintas que me hubiese gustado pasar por los tribunales de esta página. En esta primera entrega os comentaré cuatro de ellas que sí tuve la oportunidad de ver pero para las cuales no me pude sentir a escribir nada. Aquí van, en el orden en que fueron vistas:

lesaffames

Los hambrientos: producción canadiense (francoparlante) que venía a llenar ese hueco que cada año se suele reservar para el cine zombi, y que en esta ocasión ocupa ese aún más pequeño hueco dedicado a la parte interesante de ese subgénero, la que pretende hacer algo más que mostrar cadáveres reanimados. Su cercanía temporal con Cell (2016) probablemente no haya jugado en su favor ya que ambas historias se asemejan en cuanto a la forma en que representan a los infectados como una masa irracional cuyo comportamiento misterioso apunta a una especie de ritual colectivo del que nunca se nos dice nada pero que apunta a algo importante. Es muy básica en cuanto a sus referentes pero llega a ser realmente tenebrosa por momentos, aunque al final tampoco logre destacar demasiado.

revenge

Revenge: una de las grandes joyas de este año y con toda seguridad el mejor rape & revenge de la historia, esta producción francesa de la debutante Coralie Fargeat va mucho más allá al recrear la venganza de una mujer ultrajada desde una perspectiva femenina de empoderamiento que no sólo resulta muy efectiva sino que además esta hecha con un preciosismo estético envidiable. Confieso que cuando la vi originalmente quedé un poco descolocado al principio, pero una vez que como público aceptas que no se trata de una cinta realista se disfruta mucho más. Grandiosa, y recomendadísima por supuesto.

mandy

Mandy: otra de las destacadas de este 2018 y una a la que han llovido alabanzas de todas partes. Esto último me sorprende sobremanera ya que no es para nada una película convencional sino un rarísimo invento que mezcla terror con una historia de venganza en un ambiente de fantasía que la hace absolutamente inclasificable, algo a lo que contribuye Nicolas Cage en el papel principal haciendo una de sus ya acostumbradas actuaciones demenciales. Estéticamente es una de las más atractivas del año, y está llena de pasajes memorables una vez que se rinde por completo a su lado fantástico.

birdbox

A ciegas: estrenada en Netflix con el mucho más interesante título Bird Box, este thriller apocalíptico con Sandra Bullock resultó ser muy diferente de lo que esperaba en un principio ya que creí (erróneamente) que sería la típica historia de una madre coraje protegiendo a sus niños de una amenaza durante todo el metraje. No es para nada así; de hecho la presencia de los críos no es lo principal de la trama sino que esta se va contando principalmente a través de flashbacks que muestran el viaje interior de la protagonista lidiando con unas misteriosas criaturas que hacen que aquellos que las ven se quiten la vida. Esta premisa ha hecho también que se la compare con Un lugar tranquilo, cosa que en mi opinión es un error ya que la idea de un Apocalipsis bizarro que nunca es del todo explicado la asemeja más a The Happening, a la que supera con creces. Me ha gustado.

 

Brevísimo ránking de horror del 2017

Un año más. Pese a todo, Horas de oscuridad continua a pesar de todos los problemas para actualizar en el 2017, esperando recuperar el ritmo en el 2018. Una vez más, eso sí, ha llegado el momento de hacer unas breves menciones a lo que más he disfrutado de este año en cuanto a cine de terror, cosa que este año se ha puesto más difícil entre otras cosas porque no fui a la cita anual con el Fantasy Filmfest de este año (primera cosa a remediar para el año que viene). De todas formas, no han faltado las cintas buenas en este 2017 que nos ha traído el regreso de Stephen King a la pantalla y una que otra propuesta innovadora aparte de las sagas de siempre. Ha habido de todo, pero aquí están las tres que me han gustado más por motivos personales:

POSICIÓN No. 3

El regreso de M. Night (esta vez sí) con Split (reseña aquí) funciona en muchas niveles, pero sobre todo como prueba de que el director de El sexto sentido y Unbreakable parece haber decidido volver a sus más modestos orígenes después de la montaña rusa que ha sido su paso por el cine más comercial. Un grandísimo James McAvoy es probablemente lo más destacable, pero yo de momento me quedo con el hecho de que ha sido la primera vez en mucho tiempo que me he quedado pensando en una película de Shyamalan mucho después de los créditos. Vale la pena sin duda.

POSICIÓN No. 2

Los posteriores visionados de Get Out (reseña aquí) han modificado un tanto mi impresión inicial y me han hecho apreciarla más como comedia oscura que como cine de terror puro y duro. Con todo y eso, sigo pensando que ha sido una de las más interesantes del año, y tal como dice este artículo, significa también la vuelta de cierto discurso en el cine de miedo que nunca se ha ido pero que ahora está cobrando nuevamente fuerza incluso dentro del mainstream. La volvería a ver ahora mismo.

POSICIÓN No. 1

En mi caso no había alternativa posible. Meses después de su estreno, La cura del bienestar (reseña aquí) sigue asombrándome la forma en que Gore Verbinski ha conseguido salir de la espiral comercial de Disney para sacar una película como esta, un relato gótico que haría a Roger Corman llorar de felicidad, hermoso y horripilante a partes iguales, y con un elenco de lujo. Para mí lo mejor del año sin lugar a duda.

MENCIÓN ESPECIAL

En lo que probablemente sea el resultado menos sorprendente de este año, los lectores de Horas de oscuridad han escogido con el 23% de los votos la nueva versión de It (reseña aquí) como lo más destacable del 2017, algo esperable ya que esta revisión del clásico de Stephen King ha alcanzado una popularidad tremenda y ha sido un éxito de taquilla fenomenal, pero además es una película eficiente que consigue grandes momentos a pesar de no abandonar nunca su condición de cine de terror para grandes públicos. La disfruté mucho, y me ha hecho guardar grandes esperanzas para el futuro de las adaptaciones de King, sobre todo de sus trabajos más conocidos. 

Eso ha sido todo por este año. El 2018 traerá algunas reestructuraciones, ya una vez superada la barrera psicológica de las 700 reseñas. Nos vemos al otro lado.