Reseña: Antlers (2021)

El director Scott Cooper, quien tiene en su haber varias entradas «respetables» en el mainstream como Crazy Heart (2009), Out of the Furnace (2013) y Black Mass (2015), se estrena en el cine de terror con Antlers (2021), con la que viene a solventar dos importantes carencias: por un lado un merecido vehículo de lucimiento para la actriz Keri Russell, y por otro lado una nueva historia sobre el Wendigo, una de las criaturas más conocidas de la mitología rural americana y cuya inclusión en el cine de miedo es siempre bienvenida. Esta entrada además cuenta con muchas cosas a su favor y aunque resulta un tanto inconsistente en cuanto a los temas que toca, es probablemente una de las más efectivas y tenebrosas que se han hecho acerca de este monstruo.

La identidad de la criatura, por cierto, no es algo a lo que se le de mucha importancia por lo que puedes verla incluso si no estás familiarizada con ella. Algo curioso es que la trama se asume como sobrenatural desde el principio por lo que la protagonista (una maestra de escuela que descubre que lo pensaba originalmente como un caso de abuso infantil tiene un origen mucho menos terrenal) va descubriendo el origen de algo que como público ya conocemos; la presencia de una criatura inhumana que queda liberada por accidente y a la que ella y su hermano deberán enfrentar a como de lugar.

Como decía, la película tiene muchas cosas a favor: un elenco sólido, una ambientación y fotografía magnífica y unos efectos especiales y diseño de monstruo espectaculares que elevan el acabado final a algo muy por encima de los humildes preceptos de una creature feature convencional. Precisamente el diseño de la criatura es particularmente bueno y memorable, y algo en lo que se nota mucho la mano de Guillermo del Toro como productor. Es tan bueno, de hecho, que hace que pasemos por alto lo genérica que resulta la historia y la manera en que gran parte de su mensaje sobre el maltrato y los daños irreparables de la industrialización son dejados de lado sin nunca desarrollarse a plenitud.

Esta superficialidad sobre cuestiones que parecían más importantes en un principio son la única crítica real que le puedo hacer, porque todo lo demás resulta tremendamente disfrutable y la película se asume desde el principio como una historia de terror oscura y muy violenta con algunos pasajes realmente duros de ver. Es una lástima que no haya tenido éxito en el momento de su estreno aunque ahora que ha comenzado a aparecer en servicios de streaming está comenzando a ser descubierta por muchos que en su momento la dejaron pasar, incluyéndome. Está muy bien.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s