Reseña: Jeepers Creepers 3 (2017)

site_jc3

Tras numerosos retrasos y cancelaciones, y catorce años después de la segunda parte, Jeepers Creepers 3 (2017) finalmente se estrenó en el 2017 sin pena ni gloria, lo que siempre consideraré una lástima teniendo en cuenta que la primera entrega de este monstruo creado por el director Victor Salva es algo que ha terminado creciendo en mi recuerdo. Si esta tercera parte no funciona igual de bien es no sólo por el tiempo transcurrido, sino por un nivel de trabajo claramente inferior y un gran número de promesas incumplidas en la que sin duda es la entrega más floja de las tres, apenas un pie de página en la larga lista de continuaciones cutres que suelen salir cada año.

Uno de los aspectos más decepcionantes y que curiosamente casi no he leído que mencionen es el hecho de que se haya abandonado tanto los planes de hacer una precuela que explicara los orígenes del monstruo (creo recordar incluso un posible argumento ambientado en el salvaje oeste) como los de hacer una secuela directa con el subtítulo Cathedral que recuperara a los personajes de entregas anteriores. Aquí no hay nada de eso; si bien hay una clara continuidad en el argumento al estar situado inmediatamente después de lo ocurrido en la primera película (que no la segunda) la trama es completamente independiente, contando esta vez con un grupo de antiguas víctimas del “creeper” que se han reunido cual pandilla de cazadores para acabar con él, una trama que por cierto se entrelaza con las historias de otros personajes cuyas vidas han sido tocadas por esta criatura de una u otra manera.

Aquí es donde tenemos el principal fallo para mí: al intentar balancear la trama de los cazadores con la del sheriff del pueblo, la mujer que interactúa con el fantasma de su hijo asesinado 23 años atrás y la inevitable subtrama de amor juvenil, la película se convierte en un pastiche sin pies ni cabeza en el que pareciera que lo menos interesante es la propia figura del monstruo, sobrexpuesto esta vez de la peor manera posible al hacer de él un personaje en apariencia más mundano y con la casi totalidad de sus escenas rodadas a plena luz del día. Esto último resulta una decisión inexplicable ya que evidencia las carencias técnicas de la producción y la pobre calidad de sus efectos especiales. Pero es que además el aspecto místico/fantástico de la historia no está para nada aprovechado ya que la película engaña al espectador prometiendo una mirada al verdadero origen de la criatura que por algún motivo nunca se llega a dar: dos personajes distintos tienen en determinados momentos de la trama una “visión” acerca del monstruo y su naturaleza que el público nunca llega a ver, algo sin duda inexcusable.

Si bien no esperaba mucho de esta secuela tardía, Jeepers Creepers 3 me ha dejado considerablemente frío. No consigue ni el ambiente misterioso de la primera parte ni las logradas y atractivas imágenes de la segunda. Es por el contrario un trabajo que pareciera hecho por puro compromiso, y aunque al final se anuncia la posibilidad de una cuarta entrega (esta vez sí, con la continuidad que hubiésemos esperado), dudo muchísimo que esta llegue a realizarse debido al escaso interés que esta continuación parece haber despertado. A lo mejor habrá más suerte veintitrés años después, cuando inevitablemente sea rescatada por el factor nostálgico de la década en que vio la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s