Reseña # 799: The Funhouse (1981)

Featured-171022-TheFunhouse

Como la primera entrada de este trío de reseñas centenarias, hoy toca hablar de The Funhouse (1981), conocida en España como Carnaval del terror y en Latinoamérica como La casa de los horrores. Sea cual sea su título, esta película estrenada en los albores de los slasher films es además una de las más conocidas obras del director Tobe Hooper, y un clarísimo intento por repetir el éxito que este consiguió con La matanza de Texas (1974). De hecho, las dos cintas tienen muchas similitudes en cuanto a argumento, personajes y situaciones, hasta el punto en que me atrevería a decir que las mayores diferencias entre las dos se encuentran en el tono y la estética empleada.

Esto último trae consigo una interesante paradoja, y es que si bien se trata de una película mucho menos brutal y violenta que su antecesora, se da el caso de que resulta al mismo tiempo una de las más logradas ambientaciones de Tobe Hooper, y uno de los más eficaces trabajos de fotografía y diseño de producción con los que el director tejano contó en toda su carrera. La sencilla trama (un grupo de jóvenes que quedan atrapados en la casa del terror de una feria y son acosados por un asesino deforme) se ve elevada gracias a una estética colorista que engalana la película de principio a fin y que termina siendo tan importante y terrorífica como el argumento o la violencia, bien poca y dosificada. En este sentido no deja de ser importante el hecho de que la primera muerte tiene lugar casi a la mitad del metraje y que la persecución de los chicos por parte del asesino tiene una justificación, ya que los jóvenes son testigos involuntarios de un crimen y se convierten por ello en blanco de los feriantes.

tSzomxI5c2wk

La explosión de color de su estética y producción y los parecidos evidentes con la primera película de Hooper (el elenco de jovencitos, un asesino deforme y mentalmente limitado, así como la presentación de los villanos como un sádico clan familiar) sirven asimismo como un anticipo de lo que el director llegaría a hacer, ya que La matanza de Texas 2 (1986), realizada apenas cinco años más tarde, vendría siendo una especie de combinación de las dos cintas. Es también un buen ejemplo de un cine de terror que se hacía cuando los slasher films aún no estaban completamente definidos como género, ya que se producen un buen número de situaciones dramáticas y un énfasis en el argumento por encima de la acción, al menos al princpio ya que la historia termina en un clímax en el que la final girl se enfrenta al asesino principal a través de una larga e histérica secuencia en las entrañas mismas de la casa.

Con todo y eso, y a pesar de su fama, no es esta una de las mejores películas de Hooper ni mucho menos, no sólo por su relativa ligereza sino porque incluso su premisa sabe a poco, sobre todo teniendo en cuenta su tendencia a diluir el terror con elementos que no le aportan nada, como una subtrama con el hermano menor de la protagonista que no lleva a ningún lado. Si hoy en día es recordada es principalmente debido a su impresionante estética de feria y por haber puesto en escena un mundo de terror colorista que veríamos reproducido más adelante en muchos trabajos que resultarían superiores. Aún así es evidente la influencia que esto tuvo y que sigue teniendo incluso hoy en día, con directores como Rob Zombie construyendo prácticamente todo un universo de terror alrededor de la idea del circo como escenario de miedo y de cómo un Tren de la Bruja puede pasar a ser realmente tenebroso sólo cuando deja de funcionar y se convierte en un peligro real.

Ya para terminar un detalle curioso que no conocía y que sólo he aprendido recientemente: esta película fue incluida en aquella famosa lista de Video Nasties de Reino Unido, a pesar de que es considerablemente más light que el resto de sus integrantes e incluso dentro de la filmografía de Tobe Hooper. La explicación que muchos esgrimen a esto es que fue confudida con la cinta Last House on Dead Street (1977), la cual se estrenó originalmente como The Fun House, y que curiosamente no aparece en la lista a pesar de ser mucho más violenta. Esta de la que hablamos hoy sigue siendo una cinta importante y definitivamente una que vale la pena ver, pese a que aquellas obras que ha inspirado con los años me parezcan mucho mejores.

799. The Funhouse (1981)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s